Especial Los Hijos de la Tierra VI: Extractos

27 marzo 2011

En esta ocación, les dejo dos de los mejores fragmentos de la saga.

Extracto I: Ayla y Durc


"El bebé movió su hocico buscando el calor de su madre mientras se encontraba en brazos de Ayla, tratando de mamar como si no le hubiera alimentado lo suficiente antes de venir al mundo. Ella le ayudó a colgarse de su seno.

- No deberías hacerlo, Ayla- dijo dulcemente Iza-. No debes darle más vida puesto que pronto habrá de serle quitada. Esto te dificultará más aún el deshacerte de él.

- ¿Deshacerme de él? - Ayla mostró su desazón_. Pero, ¿cómo me voy a deshacer de él? Es mi bebé, mi hijo.

- No te queda más remedio, Ayla. Es la regla. Una madre debe deshacerse siempre de un hijo deforme que haya traído al mundo. Es mejor hacerlo cuanto antes y no esperar a que lo ordene Brun.

(...)

- Oh, Iza! -dijo llorando-. Yo quería tanto tener un bebé, un bebé que fuera mío, como lo tenían las demás. Nunca creí poder tener uno. Y me sentía tan dichosa; no me importó estar enferma, sólo quería mi bebé. Fue tan duro que no creí que llegaría nunca, pero cuando dijiste que iba a morir, empujé. Si tenía que morir de todos modos, ¿por qué fue tan duro? Madre, quiero tener a mi bebé, no me oblogues a deshacerme de él.

- Ya sé que no es fácil, Ayla, pero debe hacerse -el corazón de Iza sentía mucha pena por ella.

(...)

- No lo puedo hacer -señaló-. No lo haré. Mi hijo vive, está respirando. Puede que sea deforme, pero es fuerte. ¿Le has oído gritar? ¿Has oído gritar a algún bebé de ese modo? ¿Le has visto patear? ¡Mira cómo mama! Lo quiero Iza, lo quiero y me voy a quedar con él. Preferiría marcharme a matarle. Puedo cazar. Puedo encontrar alimento. Yo misma puedo cuidarme de él.

- ¡Ayla, no puedes decir eso! - indicó Iza, palideciendo-. ¿Adónde irías? Estás demasiado débil, has perdido muchísima sangre.

- No lo sé, madre. A cualquier parte... a alguna parte. Pero no renunciaré a él".

Extracto II: Jondalar y Ayla

"- Nunca le he dicho algo así a una mujer: te amo.

(...) - Jondalar, ¿qué significa 'amo'?- hablaba seriamente y parecía algo molesta.

Se arrodilló delante de ella.

- Es una palabra que debí explicarte mucho antes. El amor es el sentimiento que tienes por alguien a quien quieres. Es lo que una madre siente por sus hijos o un hombre por su hermano. Entre un hombre y una mujer, significa que se quieren tanto que desean compartir su vida, no separarse nunca.

Ayla cerró los ojos, sintió que le temblaba la boca al oír sus palabras. ¿Habría oído bien? ¿Comprendía realmente lo que era?

- Jondalar -dijo-. No conocía esa palabra, pero sabía su significado. He sabido el significado de esa palabra desde que llegaste, y cuanto más tiempo pasabas aquí, mejor lo sabía. ¡He deseado tantas veces saber saber la palabra que tuviera ese significado!- cerró los ojos, pero no podía contener las lágrimas de alivio y de dicha-. Jondalar..., yo también... amo.

El hombre se puso en pie levantándola también a ella y la besó tiernamente, sujetándola como un tesoro recién hallado que no quisiera perder ni romper. Ella le rodeó el cuerpo con los brazos y le sujetó como si fuera un sueño que podría disiparse si lo soltaba. Él le besó la boca y el rostro salado de lágrimas, y cuando ella reposó la cabeza contra él, hundió el rostro en el cabello dorado y revuelto para secarse también los ojos.

No podía hablar; sólo podía tenerla abrazada y maravillarse por la increíble suerte que tuvo al encontrarla. Había tenido que viajar hasta los confines de la Tierra para hallar una mujer a la que pudiera amar, y ahora nada le obligaría a dejarla".









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita :)

Di tu opinión con respeto y por favor sin SPAM, ni links.
CUALQUIER COMENTARIO RELACIONADO CON PDF, SERÁ ELIMINADO

Si quieres afiliar o ponerte en contacto conmigo, escríbeme a chaos_angeles@hotmail.com
Comentarios irrespetuosos y Spam serán eliminados.

.:Cazadores Oscuros México:.