Reseña de manga: Mieruko-Chan (tomo 1)

Título: Mieruko-Chan
Título original: Mieru kocha n
Autor: Tomoki Izumi
Tomo: 1 de 7+
Publicación: Bimestral
Editorial: Panini Manga
Precio: $139.00
Género: Comedia de terror, sobrenatural
Demografía: Seinen

~Gracias a Panini por el manga.
Miko es una estudiante común, pero su vida cambia drásticamente por un suceso terrible e inesperado: ¡de pronto comienza a ver espectros espantosos en todas partes! Y aunque muere de horror cada vez que sucede, decide fingir que no los percibe porque teme que la lastimen si se percatan de que puede verlos.


Japón es uno de los países del mundo con mayor tradición mitológica. Espíritus, fantasmas y demonios aparecen en centenares de leyendas que narran desde la creación del país del sol naciente. Es por ello que los nipones tienen ciertas "reglas" que se deben de seguir si algún día entran en contacto con algún ser sobrenatural. En el caso de los fantasmas la regla principal es "No dejes que ellos sepan que puedes verlos o de lo contrario podrían hacerle daño". 
Es por ello que cuando Miko, la protagonista de esta historia, comienza a ver fantasmas de la nada los ignora aunque por dentro esté muerta de miedo. Lo peor de toda esta historia es que parece que ella es la única consiente de estas aterradoras presencias que comienzan a invadir su vida. ¿Por qué nadie más nota a ese fantasma que abraza a su mejor amiga? ¿Por qué nadie puede ver ese aterrador pasillo lleno de fantasmas? Por ahora Miko desconoce las respuestas a sus miles de preguntas por lo que decide actuar con inferencia e intentar llevar su vida como si no ocurriera nada. 
Eso sí, que haya decidido esgrimir el arma de la indiferencia, con tal de salvarse a sí misma y a sus seres queridos, no significa que la pobre no sienta miedo. De hecho tiene mucho miedo todo el tiempo, pero deberá aparentar estoicismo para que estos seres la ignoren también a ella. 
"¿Puedes verme?".
La premisa de esta serie es bastante simple. Tenemos en este primer tomo nueve capítulos cortos episódicos que gira cada uno en torno de un fantasma diferente y como Miko responde hacía él. Y es que Miko es extremadamente expresiva así que resulta divertido verla inventarse cualquier escusa para ignorar al fantasma en cuestión, al mismo tiempo que intenta justificar sus extrañas reacciones a los vivos. 

Al ser este el primer tomo de la historia obviamente es todo muy introductivo, pero pese a que en realidad no profundizamos en la historia y esta por ahora solo nos deja montón de dudas, podemos ver a lo largo de este tomo lo que podría venir en el futuro, cuando junto a Miko vayamos descubriendo más de estos fantasmas. En cuanto al arte del manga la verdad me gustó bastante, tenemos una extraña mezcla de personajes adorables algunos más desarrollados que otros (por decirlo de alguna forma) y fantasmas grotescos, una mezcla rara que funciona bastante bien.


Reseña: Frankie. Una novela con monstruos y panqueques de Antonio Malpica

Título: Frankie. Una novela con monstruos y panqueques
Serie: Autoconclusivo
Autora: Antonio Malpica
Editorial: Gran Travesía/Océano
Número de páginas: 476
Precio: $395.00

~Gracias a Editorial Océano de México por el libro.
Víctor Frankenstein, anatomista, químico y… profanador de tumbas, ha decidido violar la ley última de la vida: la muerte. En su improvisado laboratorio (ejem, dormitorio universitario) ha conseguido reanimar un gigantesco ser antropomorfo:

¡UN MOOONSTRUUUO!
¡Qué drama! Ahora Víctor será perseguido por una sombra que le reclamará lo que le toca: vivir, amar, saberse amado, representar a Hamlet... (es decir, lo usual).

Y Otto, el fruto del experimento maldito, está empeñado en conquistar a la niña de sus ojos, un plato de panqueques a la vez (¡con mucha miel, por favor!).


¿No aman cuando los autores toman una historia ya conocida para hacerla suya y presentarnos una historia diferente? Pues justo eso pasa con este libro, donde Antonio Malpica nos presenta al modernísimo Prometeo bajo su versión, la cual resulta ser una verdadera delicia.
"Déjenme subir, malvivientes. ¡Reclamo este barco para ir en pos de un monstruo que merece morir! ¡Solo así salvaremos la raza humana de la extensión!".
Seguramente ya conocen el clásico en el que está basada esta obra, pero, ¿cuántos han leído el libro? Y ojo aquí, que no vengo a juzgar a nadie ya que yo misma en su tiempo creía que los clásicos eran aburridos y los descarté durante años, así que entiendo la renuencia que puedan tener, pero para esos casos hay algunos salvadores como este libro, el cual retoma toda la historia principal de una manera mucho más amena y mucho, mucho más divertida, ya que, desde el inicio el autor nos presenta una historia llena de picardía que pese a su humor no deja de lado la elegancia con la que fue escrita la obra original.
"En realidad, a lo que me refiero, es que no somos más que las creaciones de una mente que nos gobierna. No somos más que ideas. Destellos de ocurrencia. Criaturas de artificio, producto de la inspiración humana, hijos de un ser imperfecto y falaz y no de un ente divino. En resumen…
Somos personajes".
Así que mis queridos lectores, si desean conocer al moderno Prometeo y su idealismo existencial de una manera muy peculiar y divertida, este libro es lo que necesitan en su vida junto a una buena torre de paqueques.