Reseña de manga: Noragami (tomo 16)

14 enero 2019

Título: Noragami
Título original: ノラガミ
Autora: Adachitoka
Tomo: 16 de 19 (Reseñas de los tomos anteriores)
Publicación: Bimestral
Editorial: Panini Manga
Precio: $99.00
Género: Comedia, sobrenatural, acción
Demografía: Shōnen

~Gracias a Panini por el manga.

Un nuevo arco comienza cuando Bishamon comete traición contra los cielos... y es que una vez que encontró el recipiente sagrado que tanto buscaba, está decidida a destruir a su amo para liberarlo... Pero la liberación de una shinki tan poderosa puede traer consecuencias gravísimas... ¿logrará su cometido antes de que el ejército de los dioses venga por ella?


Desde el enfrentamiento con el padre de Yato, en lo único en lo que piensa Bishamon es en venganza por su shinki muerta. Ella sabe que declararle la guerra al hechicero no es fácil pues si pelea con el expondrá a todas sus armas y no está dispuesta a perder a una más. Es por ello que busca a Nana, el arma divina que vive encerrada desde hace siglos por haberse revelado a los dioses. 
Nana y ella hacen un pacto, el arma divina le ayudará a vencer al hechicero pero a cambio Bishamon deberá entregarle el cielo para su venganza. 

Kazuma por su parte sabe lo que Bishamon planea pero antes de lograr llegar a ella es arrestado por otras armas divinas y que dan la alarma de traición y así como todo el cielo decide ir a la caza de Bishamon, incluido Yato, pero cuando el dios descubre que es Bishamon a quién cazan decide dar la espalda al cielo para pelear al lado de la diosa y por fin Takemikazuchi tiene la oportunidad que tanto deseaba d pelear contra Yato. 
A veces el paraíso se roba mucho. 
¡Por Yatogami-Sama! Este es el tomo que más he sufrido de todo el manga y es que hay tantas cosas que debo contarles que me temo hacerlos bolas en el proceso, así que debo disculparme desde ya si es así. 

El tomo comienza justo en el final del tomo anterior, con Bishamon rompiendo el sello de Nana y haciendo el pacto de. Venganza con ella. Debo decir que la historia de Nana me encanta, si claro, la pobre arma divina tiene un pasado desgarrador pero me gusta mucho porque nos demuestra que el cielo no es perfecto y que también hay oscuridad en él. 

Ahora bien, por fin llegó el tan esperado enfrentamiento entre el hechicero y Bishamon, pelea que de verdad moría de ganas de ver pero soy tan tonta que olvidé un pequeño detalle que Nora recordó a Yukine, si el hechicero muere, Yato también. Soy tan boba que en mi emoción olvide que la vida del hechicero y la de Yato están ligadas y ahí iba sufriendo esperando que lo mataran. 
Yukine por otro lado tenía muy presente esto pues no deja de oponerse una y otra vez para que Yato
de la espalda a Bishamon y no se condene porque además, cuando un dios es considerado traidor, el castigo es la muerte. Y claro, para Bishamon eso está bien pues va a renacer pero Yato no, si Yato muere al no tener seguidores no renacerá. 

Pero, y aquí viene lo que me causa conflicto, Yato está tan decidido a ser un mejor dios, uno que no vuelva a traer desgracia, que a pesar de que sabe todo esto está dispuesto a luchar por aquellos a los que considera amigos. ¿No es el mejor dios del mundo? ¿No quieren abrazarlo fuerte? porque yo sí que quiero.

Reseña: La villa de las telas de Anne Jacobs

11 enero 2019

Título: La villa de las telas
Título original: Die Tuchvilla
Saga: La villa de las telas (1/3)
Autora: Anne Jacobs
Editorial: Plaza & Janés/PHR
Número de páginas: 622
Precio: $399.00

Una mansión.
Una poderosa familia.
Un oscuro secreto.
El destino de una familia en tiempos convulsos y un amor que todo lo vence.

Augsburgo, 1913. La joven Marie entra a trabajar en la cocina de la impresionante villa de los Melzer, una rica familia dedicada a la industria textil. Mientras Marie, una pobre chica proveniente de un orfanato, lucha por abrirse paso entre los criados, los Melzer esperan con ansia el comienzo de la nueva temporada invernal de baile, momento en el que se presentará en sociedad la bella Katharina. Solo Paul, el heredero, permanece ajeno al bullicio, pues prefiere su vida de estudiante en Múnich. Hasta que conoce a Marie...
Marie es una chica huérfana que tras algunos problemas de salud llega a la villa de los Melzer, una familia acaudala gracias a la industria textil. Ella llega para ocupar el cargo de ayudante de cocina y pero pronto gracias a su ingenio, desenvoltura y al aprecio que siente por ella la hija menor de los Melzer, se convierte en dama de compañía. Un puesto que trae para ella envidias y malos comentarios. 
Pero Marie es una chica muy fuerte y decidida (demasiado para su propia conveniencia, según susurran) que no se dejará intimidar por nadie, y menos ahora que la oportunidad de descubrir la identidad de sus padres se le presenta, pero para llegar a su objetivo tendrá que enfrentar al señor Johann Melzer el único que parece conocer su procedencia y el más interesado en mantenerla en la ignorancia. 

Así que ahora la joven tendrá que aprender a lidiar entre el servicio, las demandas de los señores de la casa, buscar revelar un secreto que nadie parece querer que conozca y sobre todo, tendrá que luchar consigo misma para no ceder a los sentimientos que siente por Paul, el joven amo de la villa.  
La mansión de paredes de ladrillo situada al otro lado resplandecía: era como un castillo de ensueño en medio de un parque otoñal.
Seguramente me habrán visto fangirlear demasiado con este libro en instagram pero es que de verdad fue una delicia de lectura. Pero vamos a ver, La villa de las telas” está ambientada en Alemania de 1913, ese gran momento donde las maquinarias llegaron a revolucionar el mundo y parte de todo eso se ve reflejado en la novela de Jacobs ya que a lo largo del libro conoceremos grandes cambios que cambiaran las cosas, les pongo por ejemplo la llegada de los automóviles que llegaron desbancar a los coches tirados por caballos. Puede que estos detalles les parezcan mínimo pero déjenme decirles que ha sido una de los mejores puntos de la novela, pues la historia cuenta con una impecable ambientación. 
La autora ha cuidado cada detalle del contexto histórico, el económico y social de donde se desenvuelve la historia y de verdad ha sido todo un placer conocer todos estos detalles. Quizá hay algunos como todo el trabajo tras los grandes bailes de gala que pueden carecer de importancia para la historia principal pero para mí ha sido un verdadero placer conocer esos mínimos detalles que me hicieron darme mucho más fácil una idea de todo lo que la clase trabajadora tenía que hacer. 

Y ya que menciono a la clase trabajadora tengo que hablarles de las personas que trabajan para la villa, creo que es la primera vez donde me topo con un libro donde el servicio doméstico también es protagonista pues ellos son parte fundamental de la historia.
Se podría decir que la servidumbre tiene su propio mundo, porque claro, hasta entre ellos hay una muy marcada jerarquía pero con el pasar de las hojas iremos descubriendo que el lazo que une a la servidumbre con los señores de la casa es muy grande y no siempre es favorable. 
Este es otro de los detalles que me han gustado mucho de la novela pues el libro está lleno de doble moral, sobre todo con la gente “fiel” del servicio que no duda en cuchichear sobre las desgracias de sus señores. 
Así iban las cosas en esa mansión distinguida con tanto servicio. Eran malévolos y mezquinos, se perjudicaban los unos a los otros y los más débiles se llevaban los palos.
Pero sin duda alguna el gran punto fuerte de esta novela son sus personajes. Desde la cocinera de la villa hasta el gran señor Melzer tienen que contar y ha sido de verdad increíble conocerlos a todos, aún aquellos que no son tan buenos como nos quieren hacer creer. Y es que aunque Marie es nuestra protagonista y la que más peso tiene en la historia, también nos encontramos con capítulos centrados en otros personajes que quizá al inicio no nos parezcan tan relevantes pero que de igual manera aportan su granito de arena a la historia. 

Ahora bien, me pasaría un buen rato hablándoles de todos los personajes, así que esta vez sólo mencionaré a los principales o los que de alguna forma me han llamado la atención. Comenzaré con Marie a la que podríamos llamar una mujer revolucionaría pues se sale completamente de lo que en esa época se esperaba de una mujer. Ella para nada es sumisa y no duda en presentar batalla pese a su condición de criada. 
También están Katty, la hija menor de los Melzer y su hermana mayor Elisabet. Estas dos señoritas pese a ser hermanas son totalmente distintas entre sí y no sólo físicamente sino en su forma de ser. Kitty es mimada, soñadora e irresponsable mientras que Lisa es seria, malhumorada y un poco malintencionada. Hago mención de ellas porque a lo largo del libro ambas tienen papeles muy importantes para la historia y debo decirles que no muchas veces caen bien al lector. 
Y para acabar esta Paul… al inicio del libro Paul es sólo un señorito más que prefiere llevar una vida de hedonismo pero poco a poco se va transformando en otro hombre preocupado por su familia y dispuesto a todo por el amor que siente por Marie y si, ya podrán adivinar que terminé perdidamente encandilada de él.
El azar le había revelado un diminuto pedazo de la verdad; ahora ella tenía que descubrir el resto.
Podría pasarme más y más tiempo hablándoles de esta increíble novela que ha conquistado mi negro corazón pero prefiero acabar aquí diciéndoles que La villa de las telas es una novela imperdible. Una historia llena de misterio, amor, traición, secretos y amistad aderezada con un buen ejercito de personajes dignos de ser conocidos y contada con una prosa sencilla pero muy elegante. Un excelente comienzo para una trilogía.