Reseña de manga: InuYasha (tomo 2)

06 diciembre 2018

Título: InuYasha
Autora: Rumiko Takahashi
Tomo: 2 de 30
Publicación: Mensual
Editorial: Panini Manga
*Gracias a Panini por el manga*
Género: Acción, aventura
Demografía: Shōnen
Sinopsis:

Kagome debe distribuir su tiempo entre la búsqueda de los fragmentos de la Shikon no Tama en el periodo Sengoku y ser una estudiante normal que presenta sus exámenes y tareas en la época actual. Pero Inuyasha le dificulta mucho ese proceso y ella está convencida de que él no es nada gentil ni generoso, pero cuando un yokai la ataca una noche en su propia casa, el irritable y caprichoso Inuyasha viaja desde el pasado para salvarla… ¡Y exigirle una disculpa!

InuYasha y Kagome emprenden la búsqueda por los fragmentos de la shikon no toma pero antes el hermano mayor de InuYasha, Sesshomaru se interpone en su camino pues cree que InuYasha sabe la ubicación secreta de la tumba del padre de ambos, lugar donde se esconde el arma legendaria que su padre poseía. InuYasha desconocía esa información pero al seguir a Sesshomaru llega al lugar donde descansan los restos de su padre y en su interior encuentra la Tessaiga, la katana que su padre poseía. Ambos hermanos tratan de retirar la katana de su lugar de reposo pero para asombro de ambos es Kagome la única que puede levantar el arma que al sacarla parece una vieja katana común y corriente, pero cuando InuYasha la empuña para salvar la vida de Kagome esto cambia pues la Tessaiga se trasforma en un enorme colmillo capaz de cortar cualquier cosa, ya que esa katana fue forjada especialmente por el padre de InuYasha para proteger a la madre humana de este, así que mientras que InuYasha la use para defender a un humano está le brindará todo su poder. 

Una vez que la pelea con Sesshomaru llegó a su fin, InuYasha y Kagome regresan a su búsqueda donde se encuentran con un pequeño demonio zorro que intenta robarles el fragmento que poseen. InuYasha rápidamente lo atrapa y así descubren que el pequeño demonio se llama Shippo y que intentó robarles para vengar la reciente muerte de su padre en manos de dos poderos demonios llamados Hiten y Manten. 
Gracias a Kagome, InuYasha se entera que los demonios tienen fragmentos de la shikon no tama con ellos y decide enfrentarlos sin saber que los hermanos son capaces de manipular los rayos.
Originalmente la Tessaiga es una katana con poderes forjada por el padre de InuYasha para proteger a la madre, quien era humana. Por lo tanto, es una katana que no puede emplearse a menos que se posea un corazón que ame y proteja al ser humano.
Vale, de nuevo intentaré no fangirlear demasiado pero de verdad que me cuesta mucho hacerlo pues de verdad amo esta serie como no pueden hacerse a una idea y uno pensaría que después de tantos años mi amor por la historia e InuYasha sería menor pero nop, mi amor por el mitad demonio es igual al que sentía cuando tenía catorce años. 

Pero bueno, pasemos a lo bueno. En este segundo tomo conocemos a un par de personajes que serán clave para la historia. Primero que todo está Sesshomaru, el hermanastro de mayor de InuYasha que a diferencia de él si es un demonio completo. De hecho entre ambos hermanos lo único que comparten es el largo cabello blanco y el color de ojos, pues de ahí en fuera son totalmente diferentes. Sesshomaru muestra siempre un carácter frío y sanguinario mientras que InuYasha es más bien un poco tonto. Además Sesshomaru siempre demuestra su desagrado por su hermano ya que lo considera un inferior por ser mitad humano e InuYasha siempre está listo para pelear después de tantos años de rechazo. 

Además de Sesshomaru conocemos a Shippo, un pequeño demonio zorro que de ahora en adelante acompañará a InuYasha y a Kagome en su búsqueda por los fragmentos. 
Debo decirles que Shippo es uno de mis personajes favoritos dentro de la historia pues es aunque es un demonio es apenas un niño y su inocencia cae muy bien a la suma de los carácter de InuYasha y Kagome.

Para finalizar la reseña de este tomo me gustaría comentarles que la historia es mucho más violenta de lo que recordaba. Supongo que en el anime la censuraron mucho pues hay varias cosas bastantes sangrientas que no recordaba para nada y hay otras que de verdad me partieron el corazón negro, como por ejemplo la historia de Shippo. El pequeño demonio fue atacado por Hiten y Manten y en ese ataque su padre sacrificó su vida para defenderlo y más adelante Shippo descubre que uno de los demonios usa la piel de su padre como adorno. De verdad que esto me pareció desgarrador y creo que parte de mi amor por Shippo se debe a que el zorrito vivió algo horrible siendo él tan inocente. 
Así que ahí lo tienen, si siguen creyendo que InuYasha es una historia corriente, permítanme decirles lo equivocados que están pues es una historia que abarca de todo.

1 comentario:

  1. Solo he visto el anime, si me gustaría leer el manga aunque sea largo, tampoco recuerdo bien la historia de Shippo, pero creo que si más o menos pusieron bien la historia... no tan violenta creo porque pues... los niños.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita :)

Di tu opinión con respeto y por favor sin SPAM, ni links.
CUALQUIER COMENTARIO RELACIONADO CON PDF, SERÁ ELIMINADO

Si quieres afiliar o ponerte en contacto conmigo, escríbeme a chaos_angeles@hotmail.com
Comentarios irrespetuosos y Spam serán eliminados.