Reseña de manga: InuYasha (tomo 15)

04 enero 2020

Título: InuYasha
Título original: Sengoku Otogizōshi InuYasha
Autora: Rumiko Takahashi
Tomo: 15 de 30 (Reseñas de los tomos anteriores)
Publicación: Mensual
Editorial: Panini Manga
Precio: $129.00
Género: Acción, aventura
Demografía: Shōnen

~Gracias a Panini por el manga.
Suikotsu se apoderó de Rin, pero se trata del misericordioso médico. ¿O no? La maldad de los perversos Shichinintai parece estar triunfando y el fragmento de la Shikon no Tama que anima al ambivalente asesino cada vez está más ennegrecido. Alguien debe encargarse de él antes de que siga causando más muertes. Mientras tanto, Koga se encuentra herido e Inuyasha se ve obligado a luchar contra Renkotsu en medio de un río en llamas, ¡sin su ropa protectora! Sango y Miroku continúan buscando la guarida de Naraku dentro del área sagrada, ¡pero parece que al hallarla podrían encontrar su propio final!
Inuyasha por fin ha descubierto el escondite de Naraku pero no puede llegar al lugar por una fuerte barrera que le impide el paso a todos los yokai, ya que si estos entran en ella serán purificados en el acto. Es por ello que Sango y Miroku deciden entrar a la montaña para intentar dar con Naraku, pero dentro solo encontrarán desafíos, pues Naraku ha encerrado con él a miles de yokai y a Kagura quien pese a estar en contra de Naraku sigue peleando por él.
Inuyasha por su parte tendrá que vérselas con los tres Shichinintai restantes mientras lucha con la barrera que intenta purificarlo.

...
¡Santo Yato-sama! Al igual que el tomo anterior, este ha estado lleno de acción y revelaciones que me han tenido mordiéndome las uñas.
Comenzamos con Sesshomaru quien no duda ni un poco en ir tras de Rin después de que los Shichinintai la secuestraran para tenderle una trampa. Y probablemente ya haya dicho esto muchas veces pero de verdad amo ver a Sesshomaru preocuparse por la pequeña aún cuando según él no tiene ningún sentimiento por ella. O sea que amo a Sesshomaru porque el fondo hasta él tiene corazón.

Seguimos con una pequeña pero divertida escena entre Koga e Inuyasha que aún estando al borde de la muerte no pueden dejar de pelear y mucho menos si se trata de ver quién va a quedarse con Kagome. Sin duda alguna, la relación incómoda de Koga e Inuyasha fue uno de los primeros bromances que tuve y me agrada descubrir que después de más de la mitad de mi vida aún sigo disfrutando con ellos.

Para finalizar descubrirnos como pudo Naraku entrar en el monte pese a la fuerte barrera que lo rodea, y es que está es generada por una momia buda que murió resentido con los humanos, un resentimiento que Naraku aprovechó a su favor para generar este perfecto escondite que prácticamente estaba a la vista de todos. Un escondite que sigue ocultando secretos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita :)

Di tu opinión con respeto y por favor sin SPAM, ni links.
CUALQUIER COMENTARIO RELACIONADO CON PDF, SERÁ ELIMINADO

Si quieres afiliar o ponerte en contacto conmigo, escríbeme a chaos_angeles@hotmail.com
Comentarios irrespetuosos y Spam serán eliminados.