Reseña: El duque y yo de Julia Quinn

03 noviembre 2020

Título: El duque y yo
Título original: The Duke and I
Serie: Bridgerton (1/8)
Autora: Julia Quinn
Editorial: Titania/Ediciones Urano
Número de páginas: 320
Precio: $325.00


~Gracias a Ediciones Urano México por el libro.
Todos parecían divertirse en aquel baile que reunía a lo más selecto de la sociedad londinense. Todos, excepto ellos dos. Daphne, una hermosa joven agobiada por su madre, y Simon, el huraño nuevo duque de Hastings, tenían el mismo problema: la continua presión para que encontraran pareja. Al conocerse, se les ocurrió el plan perfecto: fingir un compromiso que los liberara de más agobios. Pero no sería sencillo, ya que el hermano de Daphne, amigo de Simon, no es fácil de engañar, ni tampoco lo son las avezadas damas de la alta sociedad. Aunque lo que complicará de verdad las cosas será la aparición de un elemento que no estaba previsto en este juego a dos bandas: el amor.
Voy a comenzar esta reseña contándoles una historia. Hace cosa de unos once años había una pequeña Izamari que recibió por primera vez una colaboración con editorial Urano y entre los libros que mandaron estaba precisamente este libro mencionado. En ese entonces no sabía bien lo que era el romance histórico pero con tan solo leer el primer capítulo de este libro supe que era mi mero mole. No tienen ni idea de lo encantada que terminé con este libro la primera vez y ahora, once años después estoy igual o aún más maravillada con esta historia y con Julia Quinn.
Las madres, imbécil. Esos dragones que sacan fuego por la nariz con hijas, Dios nos asista, casaderas. Puedes correr, pero no podrás esconderte. Y debo avisarte, la mía es la peor de todas. 
Este es el primer libro de la serie Bridgerton, y sé lo que se están preguntando, ¿quiénes son esos? Pues los Bridgerton son una familia muy reconocida en las altas esferas de la sociedad londinense y no solo por la fama que el apellido conlleva sino que son la familia más prolífera al tener a nada más y nada menos que ocho hermanos, todos con un inconfundible cabello grueso y castallo y una belleza que no pasa desapercibida. 

Su madre, Lady Bridgerton ha decretado que es la hora de comenzar a casar a sus hijos y todo su empeño está en ello pues piensa ser la madre que primero case a todos sus hijos y por supuesto no se conformará con cualquier casamiento sino que planea buscar a las mejores mujeres y hombres para sumarlos a su vasta familia. 

Esa es la base central de la serie, cada uno de los ocho libros que la componen está enfocado en un hijo en particular. Este primer libro corresponde a Daphne, la cuarta hermana de la familia que recién acaba de hacer su debut en la sociedad. Lady Bridgerton planea ganar a todas las madres y casar primero a su hija pero Daff ya está harta de que su madre la lleve por todos los salones de Londres como si fuera una pieza de exposición esperando al mejor postor. 

Por otro lado tenemos a Simon, el recientemente nombrado Duque de Hastings quien a diferencia de Daphne no ha tenido una vida llena de amor pues su padre, un hombre recto y amante de las tradiciones quedó decepcionado al ver que su único heredero era tartamudo. Desde ese momento dejó a Simon al cuidado de su nana y jamás volvió a preocuparse de él. Ahora Simon ha regresado a Londres y las miradas de todas las madres con hijas solteras están sobre de él, por eso llega a un acuerdo con Daphne donde fingirán un compromiso que los libre de la temporada y de las madres deseosas de una boda.
Anthony nos ha dicho muchas cosas insultantes sobre usted –añadió Colin, con una maliciosa sonrisa en la cara–. Y por eso estoy seguro de que seremos grandes amigos. 
Una de las tantas razones por las cuales amo los libros de Julia Quinn son sus personajes, y es que la autora nos entrega personajes entrañables que son fáciles de querer. Sin ir más lejos tenemos a los ocho Bridgerton que son poseedores de un encanto inigualable. En esta primera reseña de la serie les hablaré solo de los hermanos mayores (los demás ya tendrán su turno). Está Anthony que es el mayor, Benedict y Colin. Estos tres hermanos son simplemente deliciosos. Los tres representan lo que un caballero gallardo debe ser pero también son unos juerguistas que solo le temen a una cosa, a su madre. Me mata de risa saber que estos hombres tan cotizados y valerosos tiemblan con la sola mención de su madre. 

También tengo que hablarles de Simon. Al inicio nos deja claro que no es un personaje sencillo pues el rechazo de su padre dejó una marca muy profunda en él, pero pese a su trauma es un personaje abierto una vez que toma confianza y como podrán imaginarse hace muy buena mancuerna con los Bridgerton mayores, en especial con Daphne. 

Y ya que la menciono a ella también debo decirles que me encanta. Es un personaje que se supone que debe ser dócil y recatada como la sociedad lo indica pero en realidad ella es bastante rebelde a esas arcaicas normas y no duda en ponerse al tú por tú con nadie, ni siquiera con el venerable Duque de Hastings.

Además de estos personajes tenemos a la misteriosa Lady Whistledown. Nadie sabe con exactitud quien es esta dama pero si saben que prácticamente controla todo lo que pasa en la flor y nata de la sociedad y que no tiene pelos en la lengua para contar todo en su “Revista de la sociedad de Lady Whistledown”. Esta lady pese a carecer de un cuerpo físico está presente a lo largo de todo el libro al inicio de los capítulos introduciéndonos con sus cotilleos a lo que leeremos en cada capítulo. Es decir que tenemos a una Gossip Girl versión regencia.

Otro de los puntos fuertes de los libros de Quinn es que aunque sus libros se centran en el amor no son libros simplemente melosos sino que son una combinación entre amor y mucha diversión. La autora llenó de carisma y simpatía su libro así que cuando las cosas se empiezan a tornar serias o demasiado empalagosas llega algún personaje (normalmente algún Bridgerton, en especial Colin) para decir algún disparate que rompe la tensión y estabiliza el ritmo. 
Sabes mejor que nadie que yo no quería nada de esto. No quería una esposa, no quería una familia y, sobre todo, no quería enamorarme. —Le dio un suave beso en los labios, haciendo que los dos cuerpos se estremecieran—. Pero lo que me encontré —la besó otra vez—, para mi desgracia —y otra—, es que era casi imposible no quererte.
Así que en resumen, El duque y yo es un excelente inicio para una serie familiar que los va atrapar. Una serie que van amar desde la primera hoja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita :)

Di tu opinión con respeto y por favor sin SPAM, ni links.
CUALQUIER COMENTARIO RELACIONADO CON PDF, SERÁ ELIMINADO

Si quieres afiliar o ponerte en contacto conmigo, escríbeme a chaos_angeles@hotmail.com
Comentarios irrespetuosos y Spam serán eliminados.