Reseña: Cariño, cuánto te odio de Sally Thorne

07 mayo 2019

Título: Cariño, cuánto te odio
Título original: The hating game
Saga: Autoconclusivo
Autora: Sally Thorne
Editorial: Planeta
Número de páginas: 416
Precio: $248.00

Lucy Hutton es la asistente de una editora de la vieja escuela, preocupada por la calidad de los títulos que publica. La editora se ve obligada a fusionar su pequeña editorial con una gran editorial comercial, y Lucy se ve obligada a trabajar con Joshua Templeman, el asistente del editor en jefe de la otra editorial, preocupado únicamente por las ventas. Lucy y Joshua se convierten inmediatamente en enemigos, pero del odio al amor ya sabemos que hay sólo un paso…
Después de una excursión en su colegio a una editorial, Lucy supo que su destino era trabajar en una ayudando a crear libros para todo el mundo, y como Lucy es una pequeña soñadora y luchadora ese sueño se hizo realidad. Pero la editorial donde labora no es muy productiva que digamos, así que para salvarse tuvo que fusionarse con otra pequeña editorial, un gesto que Lucy celebró hasta que descubrió que esa salvación venía acompañada de Joshua Templeman, un horrible y frio hombre que desde el primer momento se vuelve su calvario personal. 
Pero Lucy no es ninguna cobarde, así que pese al temor que le infunda, saca las garras para defenderse y así comienza una guerra llena de juegos que le revelará que tras el frío semblante de Josh se esconde un hombre tímido que más que nada busca llegar a ella. 
Sentado frente a mi está el ayudante de dirección del señor Bexley. Su secuaz, su fiel criado. La segunda cosa que hay que saber de mi es es esta: odio a Joshua Templeman.
Hace un tiempo que tengo este libro entre ceja y ceja porque lugar donde lo veía, lugar donde hablaban maravillas de él, pero para ser completamente honesta con ustedes cuando veo un libro sin parar y la gente habla y habla de él automáticamente me quitan las ganas de leerlo (lo sé, ahora mismo piensan que estoy loca pero es así, siempre prefiero esperar a que el boom pase), aun así supe que era un libro que tarde o temprano iba a terminar leyendo pues su premisa odio-amor es la receta que más amo a leer y tras hacerlo solo puedo decirles que lo amo, lo amo, LO AMO.

Pero dejen me explico bien, el libro nos presenta Lucy, quien es una nuestra soñadora narradora. Una chica humilde que creció en una granja de fresas y aunque todo el mundo pensaba que iba a quedarse ahí, ella decidió volar alto y buscar su camino. 
Esto es lo que más amé de Lucy pues no se achica ante nada y nadie y no duda al lanzarse para conseguir lo que quiere. Además de su valentía, Lucy está completamente loca, un rasgo que de verdad me hizo disfrutarla mucho pues sus pensamientos van a mil por hora y de pronto puede estar diciéndonos algo profundo y significativo y al momento siguiente hablándonos de los pitufos. Esta personalidad disparatada de ella hace que uno se enganche al libro desde la primera hoja. 
Es en definitiva una protagonista fresca, divertida, valiente y sobre todo muy ingeniosa. 

En su contraparte tenemos a Josh, quien a diferencia de Lucy es frío, calculador, malhumorado, grosero… para que me entiendan, es un verdadero cabrón en toda la extensión de la palabra. Pero esto va cambiando poquito a poquito pues junto a Lucy iremos descubriendo que todo esto no es más que una fachada para ocultar al hombre tímido que vive en él, un hombre que prefiere herir primero antes de que lo hieran a él. 
Y si, ya pueden adivinar que quedé completamente enamorada de él pero de verdad es que el tipo es toda una contradicción que resulta una verdadera delicia. Podemos verlo siendo un hijo de puta en un momento y en la siguiente hoja vemos a ese hombre cuidadoso y mimoso que disfruta sirviendo y cuidando. Además de eso, Josh tiene un excelente manejo del sarcasmo y aunque a Lucy no le hacía mucha gracia, yo sí que disfrutaba de sus jugarretas.
Y al final... no voy a decirles spoilers pero sí que voy a decirles que al final del libro es imposible no amarlo.
Tengo una teoría. Odiar a una persona se parece de forma inquietante a estar enamorado de ella. He tenido mucho tiempo para comparar el amor y el odio, y éstas son las observaciones que he ido haciendo.
El amor y el odio son viscerales.
Ahora bien, aquí viene lo mejor (si fangirleo mucho simplemente tómenlo como un cumplido hacía el libro). La relación entre estas dos personas tan distintas entre sí es en verdad todo un placer. Como ya se hacen una idea, Lucy y Josh se odian a muerte y al principio del libro solo veremos cómo se clavan las uñas entre ellos sin ningún descanso y mediante juegos que ambos han inventado para declararse abiertamente su odio. Pero entre esos juegos de odio podremos ir entreviendo algo más, una atracción física que hace que todo sea más intenso. Y conforme el pasar de las hojas veremos como su relación evoluciona a algo mucho más tierno… sin dejar de molestarse, claro. 

Estas son las relaciones que yo más disfruto, las cuales inician con un gran odio pero que dan esos pasitos para cruzar la línea al amor y la autora supo usar esta línea de una manera brillante, contándonos una historia divertida, ingeniosa y muy sexy.
No paramos. Como si temiéramos que al parar, aunque sólo fuera un momento, nos atrapara la realidad. Somos como atracadores de bancos. Como niños escabulléndose de un internado. Como adolescentes enamorados que se fugan juntos.
En resumen, “Cariño, cuánto te odio” es una novela que me ha robado el corazón por completo. Una novela fresca y divertida que hace un excelente uso de los chicles y pese a su sencillez engancha desde su primera hoja.

1 comentario:

  1. Buenaas!
    No conocía el libro pero me has dado curiosidad ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita :)

Di tu opinión con respeto y por favor sin SPAM, ni links.
CUALQUIER COMENTARIO RELACIONADO CON PDF, SERÁ ELIMINADO

Si quieres afiliar o ponerte en contacto conmigo, escríbeme a chaos_angeles@hotmail.com
Comentarios irrespetuosos y Spam serán eliminados.