Reseña: Sol de medianoche de Stephenie Meyer

05 marzo 2021

Título: Sol de medianoche
Título original: Midnight Sun
Saga: Crepúsculo (5/5)
Autora: Stephenie Meyer
Editorial: Alfaguara/PRH
Número de páginas: 912
Precio: $499.00
~Gracias a Penguin Random House México por el libro.
Cuando Edward Cullen y Bella Swan se conocieron en Crepúsculo, nació una historia de amor icónica. Pero hasta ahora, sus fans solo conocen la historia a través de Bella. Por fin los lectores podrán vivir la versión de Edward en la muy esperada novela Sol de medianoche. 
La inolvidable historia, contada a través de los ojos de Edward, toma un cariz nuevo y definitivamente oscuro.

Conocer a Bella es lo más perturbador e intrigante que le ha sucedido en todos sus años como vampiro. A medida que se nos desvelan detalles fascinantes del pasado de Edward y la complejidad de sus pensamientos más íntimos, entenderemos por qué este es el conflicto interno que define su vida.

¿Cómo puede justificar los impulsos de su corazón si significan poner a Bella en peligro? En Sol de Medianoche, Stephenie Meyer nos transporta de nuevo a un mundo que ha cautivado a millones de lectores y nos trae una novela épica sobre los profundos placeres y las consecuencias devastadoras de un amor inmortal.
Hace muchos ayeres conocí la saga de Crepúsculo gracias a que amaba intensamente a Robert Pattinson después de su participación en Harry Potter, así que cuando fue seleccionado para interpretar a Edward Cullen no me lo pensé dos veces y me leí el libro en nada (de verdad, en nada. Más tardé en convencer a mi papá que me lo comprara que en lo que lo leí) y a mis diecisiete años terminé enamorada de Edward y su familia. Porque si amigos, admito que durante algunos años fui una fiel seguidora de Crepúsculo y cien por ciento adepta a la familia Cullen, pero aunque adoraba los libros nunca pude soportar a Bella Swan. De verdad no les miento que hacia corajes y berrinches cada que Bella hacía algo típico de Bella, es decir que más de la mitad de los libros me la pasaba pensando en muchas formas en las que Bella podría morir y yo ser feliz.

Así que cuando se filtraron los primeros capítulos de Sol de medianoche la verdad no pude resistir y los leí, y en ese momento juro que escuché música celestial porque entendí que la historia pudo ser mucho mejor teniendo al narrador correcto, es decir a Edward.

Pero ya todos sabemos cómo terminó ese cuento de hadas, porque por gente como su servidora que leyó los capítulos filtrados, Meyer hizo el berrinche de su vida y dijo que siempre no iba a publicar el libro hasta ahora, trece años después. Así que básicamente este es un libro que había estado esperando todo este tiempo. Porque no importa que mi gusto literario haya ido evolucionando, aun así tenía que regresar a Forks para confirmar lo que en ese momento creí, y al final no me arrepiento de nada.
Amarla sería igual que una caída: un acto que no requiere el menor esfuerzo. En cambio, resistirme a su amor era lo opuesto a caer.
Lo primero de lo que debo hablarles es que yo tenía razón y Edward es mucho mejor narrador que Bella. 
Evidentemente con ella teníamos a una adolescente insulsa llena de hormonas que se dejaba guiar muchas veces por ellas, mientras que la mente de Edward es todo un vasto universo que ha ido formándose a través de los años. Esto hace que la novela tenga un tono totalmente distinto a Crepúsculo. Y es que Edward es un ser lleno de conflictos internos lo que hace que su historia sea más oscura, llena de culpa y arrepentimientos. Además su mente va a mil por hora y el vampiro es capaz de contarnos varias cosas a la vez, en un momento estamos junto con él en el presente para de pronto vernos lanzados a sus primeros años como vampiro. 
Esto es un punto bueno a la historia pero al mismo tiempo es algo negativo pues dentro de su soliloquio a veces llega a ser demasiado solemne lo que hace que la lectura se vuelva muy pesada.
Es decir que Meyer se fue a los extremos, mientras que con Bella nos entregaba narraciones banales con Edward quiso echarle mucha crema a sus tacos y en muchos puntos exageró.


Regresando a las escenas de los primeros años de Edward como vampiro debo decirles que estas partes me gustaron y mucho. No sé si recuerdo mal pero según yo solo conocimos muy por encima cómo fueron estos años para él, mientras que en este libro profundizamos más en sus emociones. Sobre todo cuando decidió “independizarse” de Carlisle y probó la sangre humana.

Pero para mí desdicha estos capítulos fueron muy pocos y en general el libro es básicamente Crepúsculo añadiendo algunas escenas de más por aquí y por allá. Algunas de esas escenas sí que me mantuvieron muy entretenida, por ejemplo cuando Edward decide que ama a Bella y debe enfrentarse a su familia, aquí disfruté mucho viendo el tipo de reacciones que los Cullen tuvieron. Sobre todo de Alice, porque mi gente, si ya adoraba a esta vampira con este libro mi amor por ella se fue al infinito y más allá. Tanto que al final me pregunto si de verdad Edward es tan fregón o solo es un suertudo por tenerla de su lado.
Pero también hubo algunas escenas que a mi parecer solo están por estar, por justificar un tiempo y ya. Más específicamente hablo de los capítulos donde se narra la caza de James. Para ser honesta con ustedes me esperaba algo muy genial y al final Meyer entregó un capitulo bien simplón que perfectamente pudo haber resumido en unos cuantos párrafos en lugar de varios capítulos.
Y es precisamente eso lo que más me disgustó de este libro, que tendremos demasiado relleno lo que hace que el libro sea innecesario largo. 
¿Puede un corazón muerto y helado volver a latir? Yo sentí que el mío estaba a punto de hacerlo.
Respecto a Bella voy a decir que es la primera vez que no me cae mal.
Pero no sé si este es un punto positivo pues por una extraña razón nunca logré conectar a la Bella que conozco con la Bella que Edward mira. Y es que durante todo el libro se la pasa glorificándola y mirando en ella virtudes que después de estar en su mente en Crepúsculo simplemente no puedo atribuirle a ella. No me queda más que confirmar que el amor nos vuelve ciegos.

Y sobre el amor, pues tenemos un amor más maduro entre ellos simplemente porque Edward tiene una visión muy distinta de él. Además está el detalle de que Edward se la pasa haciendo alusión al mito de Perséfone y las semillas de granada que la condenan al Hades. Me encantó esta forma de ver su relación porque insisto en que es más consiente que Bella con su amor adolescente.
He caminado todo este tiempo entre los míos y los hombres, y me he considerado completo sin comprender qué estaba buscando , sin encontrar nada porque tú aún no existías.
Al finalizar puedo decir que pese a todo el libro me ha gustado y siento mucho que Meyer haya decidido esperar tanto para lanzarlo. De hecho creo que hubiese sido una mejor idea si desde el principio nos hubiera entregado un libro narrado a dos voces porque es más que obvio que donde Bella falla Edward es muy capaz de salvar la situación.

Es más, si por alguna rara razón hay alguien que no ha leído estos libros mi recomendación para él/ella es que lea este primero. Sin duda alguna es mejor Crepúsculo, ¿y quién sabe? Igual al rato Meyer nos sorprende al anunciar que va a seguir los demás libros de la serie desde el punto de vista de Edward.

1 comentario:

  1. Siento que no podría leer este libro a pesar de lo mucho que me encanta Crepúsculo. Se me hace innecesario.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita :)

Di tu opinión con respeto y por favor sin SPAM, ni links.
CUALQUIER COMENTARIO RELACIONADO CON PDF, SERÁ ELIMINADO

Si quieres afiliar o ponerte en contacto conmigo, escríbeme a chaos_angeles@hotmail.com
Comentarios irrespetuosos y Spam serán eliminados.